SIEMPRE LA MISMA MILONGA

Por Ariel Longo

Esta vez no escribiremos de fútbol, sino de uno de los problemas del fútbol.

¿Qué pasa si el que recibe una agresión es un jugador?

¿Qué pasa si el que recibe una agresión es un entrenador?

¿Qué pasa si el que recibe una agresión es un fotógrafo o periodista?

¿Qué pasa si reciben agresiones los funcionarios “boleteros”?

¿Qué pasa si reciben agresiones los que están en las tribunas sean del equipo que sean o según el club “le bajan el hacha”?

Todas estas agresiones ya han ocurrido, desde afuera hacia adentro, no dentro del terreno; porque si es dentro del terreno como ocurrió, VAN PRESOS, sean jugadores o entrenadores. No hay nada de fantasía en lo escrito.

 

 

La increíble salida que tuvieron que pasar los jugadores de Danubio.

¿Porqué si salvo un  árbitro de cualquier “cuarteta”  recibe una  agresión  se “paran” los partidos o se suspenden? Si la piedra u objeto lanzado al campo es hacia algún integrante del espectáculo (que no sea “el juez”), no “pasa nada”;  haga “impacto” en el ser humano o pase “cerquita”.

Seguramente tanto la Mutual de jugadores como la Asociación de entrenadores, la AUDAF, el Círculo de periodistas, el personal de recaudación lanzarán sus comunicados, asambleas, medidas y todo lo que rodea a un tema preocupante para la sociedad deportiva. Se postergará el campeonato hasta que haya medidas ejemplarizantes, se sancionará algún club con pérdida de puntos, o alguna medida que sirva “de pantalla” al problema de fondo.

“Muchos ruidos y pocas nueces”, es común a estos inconvenientes que siguen dentro del popular deporte.

¿Porque solo se protege a los árbitros de parte de la policía?

¿No somos uruguayos lo demás que rodea a un partido de futbol; no somos seres humanos?

¿Por qué cuesta tanto ir al fondo de la cosa?

Me ha ocurrido en lo personal dentro de un partido estar “desprotegido”, ver cómo están desprotegidos los futbolistas, o desde “adentro” ver en las tribunas como hay inacción.

Está muy claro que esa protección recibida por las “cuartetas” arbitrales es lo que corresponde. ¿Pero cuál es el motivo que los demás no valemos humanamente?

Creo que es un motivo importante para “juntar” y formar  inter gremiales poniendo  “los puntos sobre las íes”

¿Porqué proteger a unos y a otros no?

Nadie nos va a dar el lugar que corresponde si no lo buscamos.

Los inicidentes en el partido entre Cerro y Peñarol en la primera fecha del Clausura.

Todos amamos el fútbol, los de adentro del campo y los de afuera. A este país  le cabe una frase similar al título de un programa radial que tenia Enrique “Pelado” Peña que se llamaba  “Respirando fútbol”. Y al Uruguay le sucede eso, “respira fútbol”.

Reitero que proteger a los árbitros está bien. Pero los demás también lo merecemos, incluida la gente de las tribunas y para eso debe cambiar “las leyes”.

¡Cómo no van a cambiar!; si una vez  me dijeron, ante un tumulto “embromado” dentro del campo; con invasión de público; y ante mi reclamo a los uniformados de protegernos; y la respuesta fue: “nosotros estamos para proteger solo a los árbitros”, quedando a la deriva el resto.

Hay responsabilidades de quien cuida el espectáculo, de quien cuida a los ciudadanos, de quien cuida el fútbol.

Muchas reuniones ha habido por el tema “Seguridad” y sigue todo igual.

Ahora tomaron de “cabeza de turco” a Cerro y a Rampla. Cuando la agresión la reciben los demás sigue “siempre la misma milonga”.

Escribo en esta nota nuevamente que está bien proteger a los árbitros.

Hay que cuidar al ciudadano, al fútbol y a sus integrantes TODOS, de adentro y de afuera.

Es momento de MUTUAL-AUDEF-AUDAF-AFRAU, juntarse. Después vendrán otras reuniones. El misterio es porque estas 4 no se juntan por este tema y si se juntan otras que no son los protagonistas.

 

Pero las medidas ejemplares solo esos 4 pueden hacer que otros las hagan  cumplir, porque sin las 4, mas el público; NO HAY FÚTBOL PROFESIONAL.

Tribuna Colombes s/n Estadio Centenario

Lunes de 15 a 21 hrs. | Martes de 15 a 19 hrs. | Miércoles de 13 a 19 hrs. 

Jueves de 15 a 19 hrs. | Viernes de 13 a 19 hrs.

Tel. (+598) 2480 8098

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.